Faustina

La semana pasada paseaba por el mercado Rodríguez que queda en el barrio de San Pedro, creo que ya dije que es aquí donde vivo este mes. Paseaba y paré a comerme una salteña (empanada de carne y huevo, deliciosa), me senté en un bordillo y al ladito había un puesto de papas, la señora que lo regenta, sentada en el suelo -así son todos los puestos, una tela en el suelo con todo el género expuesto- se las ingeniaba para colocar su sombrillita de forma que el sol no rozara ni a las papas ni a ella. Yo la miraba, y cuando por fin consiguió fijar la sombrilla me miró y me dijo sonriendo Ahí está bien, ¿no ve?  Sí, ahí esta perfecto.

Así comenzó nuestra conversa. Me preguntó que de dónde venía, qué hacía en La Paz, si tenía marido, si había venido sola (por este orden). Después le pregunté sobre las papas, por lo menos las tenía de 7 u 8 tipos y ella me explicó: que si papaliza, que si chuño, que si papas mejor para asar, para hervir, para fritar… Le pregunté que si cargaba con todo el género ella sola (se la veía mayor), primero me dijo que sí, que hasta arribita de la montaña donde está su casa, pero un segundo después me dijo que no, que para qué mentirme, que lo guarda en un almacén en un portal que me señaló. Rápido me ofreció cocinar para mí y la sonrisa no se le iba de la cara. Yo acepté, claro que acepté. Yo levanto el puesto cuando quiero, cuando quiero no más me voy, el martes podemos ir a mi casa y cocinar juntitas, ¿no ve?

Ha llegado el martes y he acudido a la esquina que me indicó Faustina, calle Illampu, a la puerta del hotel Milton, vamos a comprar charke porque yo nunca lo comí y tengo antojo. Llego y ella ya está esperando, te retrasaste, me dice antes de nada, y entramos a unos puestos de carne a comprar la carne seca de vaca. Faustina está elegante, con pollera amarilla brillante y poncho a juego, el sombrero lo lleva marrón oscuro y los zapatos entre dorado y amarillo. Faustina es una chola de la provincia de Camacho que llegó de jovencita a trabajar a La Paz y aquí se quedó.

En su casa cocinamos, bueno, ella cocina y yo pelo papas, habas y papalizas (son como unas papas chiquitas que crudas parecen ciruelas amarillas), también aplasto el chuño y lo añado a la sopa que se llama jairo, el alimento base de los paceños.

He estado grabando a Faustina en su casa, mientras cocina, mientras me cuenta de su vida, de su familia y de lo que es ser chola: ser chola es ser ignorante, no saber nada, no tener estudios me dice y me deja un poco plof, es ser sumsa, sumsa significa ignorante. Me dice que si quiero puedo usar su ropa para vestirme de chola, y por un momento hasta me imagino paseando por aquí con polleras reflectantes y sombreros que sólo cubren la coronilla, vaya percal. Serías una chola gringa, se ríe Faustina.

Desde su casita en las alturas de La Paz se ve toda la parte oeste, hasta El Alto se vislumbra en su planicie final, impresionantes vistas las de la barriada donde vive, arriba arriba al final de la calle Yanacocha. Después de comer y de charlar más con Faustina (dice que desde que está Evo ya no los discriminan y que los que antes los miraban mal por ser indígenas ya no lo hacen tanto) he emprendido viaje rumbo el hoyo de La Paz, he atravesado todo el barrio hacia abajo, siempre hacia abajo por escaleritas que bordeaban casas de lo más humilde. Iba yo con todos mis bártulos, mochila con la cámara, trípode y bolsa llena de cosas varias, y pensaba que este descenso en un barrio similar de otra urbe latinoamericana tal vez no sería tan tranquilo. O tal vez sí.

Anuncios

Un comentario el “Faustina

  1. emma cohen dice:

    ¿ qué es “charke” ?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s